Esta plataforma almacena cookies para ofrecer una mejor experiencia. Navegando consiente su uso. Política

Salario emocional: clave en la gestión de talento - Sistema Nacional de Empleo . com

Salario emocional: clave en la gestión de talento

15-03-2019

Compartir

En el mundo laboral actual, sabemos que el sueldo ya no es el único indicador, ni el más decisivo para la permanencia y satisfacción de los profesionales. Hoy en día, el salario emocional juega un papel importante en la motivación e implicación de la persona respecto a la organización.

¿Qué es salario emocional?

El salario emocional, proviene de la idea de que la gestión positiva de las emociones es determinante para el éxito, así lo dice Daniel Goleman.

En este sentido, el salario emocional es el incentivo más solicitado en la gestión de talento. El sueldo emocional son aquellos beneficios no monetarios que una empresa ofrece a sus empleados además de su sueldo cada mes.

Se trata de conseguir que el trabajo llene moralmente las expectativas del empleado de tal forma que vea un futuro estable dentro de la compañía y no quiera cambiar.

Los profesionales buscan que sus condiciones de trabajo sean apropiadas y justas. Su percepción del mundo laboral, de sus responsabilidades y de las de la empresa están cambiando, y esta transformación viene de la mano de las emociones y la motivación laboral.

Ventajas del salario emocional para la empresa

Garantizar el compromiso y permanencia por parte de los trabajadores en la empresa, haciendo una adecuada gestión del talento, depende en parte del salario emocional.

La retribución emocional tiene mucho que ver con el ambiente de trabajo, con las medidas de flexibilidad, los días de vacaciones y permisos adicionales, las políticas de igualdad, planes de reconocimiento, la formación y gestión de la carrera profesional.

De hecho, muchas de estas medidas no implican un coste para la organización, o su impacto económico no es significativo. Sin embargo tiene grandes beneficios cuantificables:

  • Mayor productividad y motivaciónMuchos de los empleados pierden la motivación debido a que llevan mucho tiempo siendo recompensados de la misma manera y no tienen razones que les impulsen a mejorar su rendimiento. Los trabajadores satisfechos con su vida laboral y que pueden compaginarla con la personal trabajan de manera más eficiente y comprometida con la empresa.

  • Reducción de costes y tiempo. Los empleados que gozan de buen clima laboral son más fieles a la empresa. Esto reduce los gastos de selección, nuevas formaciones por admisión y gestión de personal.

  • Bajo nivel de absentismo laboral. Los salarios emocionales adecuados influyen directamente en los beneficios psicológicos y reducen las bajas y retrasos en el trabajo.

  • Mejores oportunidades. Gracias a medidas de apoyo para la formación de los empleados, estos podrán mejorar sus habilidades profesionales y desarrollarse laboralmente.

¿Cómo aplicar el salario emocional en la empresa?

Gestionar el talento requiere de saber reconocer y valorar la educación emocional. Sólo así se puede lograr el objetivo de retener el talento, reducir la rotación de personal y lograr la satisfacción de las personas.

En este sentido las empresas que deben procurar:

  • Medidas laborales más flexibles.

  • Reconocimiento y valoración.

  • Autonomía y responsabilidad.

  • Reconocer los logros de los empleados.

  • Satisfacer necesidades personales.

  • Velar por los intereses familiares de sus empleados.

  • Formación y capacidad de crecimiento profesional.

Compañías como Google, Facebook, Amazon ya llevan a cabo algunas de sus acciones y políticas dirigidas al aumento del salario emocional.

Queda claro que los salarios ya no son íntegramente económicos y que deben ir en concordancia con un buen salario emocional. La manera en que trabajamos y vivimos ha cambiado, ¿por qué seguir reclutando de la misma forma?