Esta plataforma almacena cookies para ofrecer una mejor experiencia. Navegando consiente su uso. Política

Nuevas entrevistas de trabajo - Sistema Nacional de Empleo . com

Nuevas entrevistas de trabajo

17-06-2016

Compartir

 

 

 

Los procesos de selección están evolucionando y cada vez son más las empresas que recurren a nuevos mecanismos para captar talento, a través de diferentes dinámicas que les permiten conocer más a fondo al candidato.

Ante esta nueva situación podemos encontrarnos con diferentes tipo de entrevistas y de entrevistadores, de manera que nunca podremos saber con certeza a que tipo de entrevista nos vamos a enfrentar o con que nos puede sorprender nuestro entrevistador.

 

Tipos de entrevistas

 

  • Entrevista por competencias: Además de los conocimientos técnicos, con este tipo de entrevista, el seleccionador conocerá ciertas características o habilidades de candidato, que le permitirán saber si encaja en el puesto. De esta manera según las respuestas que dé el candidato y el comportamiento este serán decisivos para optar al puesto o no.

 

  • Vídeo-entrevista: Este tipo de entrevista es frecuente cuando el candidato se encuentra en otro país o ciudad. Al igual que en una entrevista personal, en la videoconferencia también hay que cuidar el aspecto físico, la actitud y la manera de expresarnos. Normalmente para este tipo de entrevista se suelen usar programas como Skype o Hangout, desde donde se podrán conectar varias personas al mismo tiempo e incluso se puede compartir pantalla para mostrar trabajos o documentos, si fuera necesario.

 

  • Pruebas psicométricas: Consiste en la realización por parte del entrevistador de diferentes test o pruebas de personalidad y aptitudes, (normalmente creados para personal de recursos humanos) que le permitirán conocer más al candidato una vez que ha pasado la entrevista personal. El objetivo de estas pruebas es encontrar el candidato que reúnan unas determinadas características de personalidad que encajen con lo que la empresa está buscando.

 

  • Entrevistas de tensión: El objetivo principal de este tipo de entrevistas, como su mismo nombre indica es intentar poner nervioso al candidato, con interrupciones o actitudes extrañas, por parte del entrevistador o personal de la empresa. En ese momento la actitud del candidato determinante ya que esa será la clave para optar o no al puesto.

 

  • Varios entrevistadores: En esta entrevista el candidato se expone a varios reclutadores, entre los que pueden estar el responsable de recursos humanos, el jefe de departamento o incluso el director general de la empresa (según la importancia del cargo). Aquí, es importante prestar atención a todos tratando de responder a quien pregunte sin dejar de prestar atención al resto, aunque éstos no formulen ninguna pregunta. Al finalizar debes despedirte de todos, uno a uno y educadamente.

 

  • Dinámica de grupo: Se trata de una entrevista donde se reúnen a todos los candidatos para llevar a cabo diferentes actividades o dinámicas que plantean diferentes situaciones laborales. Suelen ser más costosas que el resto de entrevistas pero al mismo tiempo son en las que mejores resultados se obtienen.  En este tipo de entrevista el lenguaje no verbal adquiere gran importancia ya además de las aptitudes, también también se evalúa cómo trabaja en grupo y cuál es su actitud ante diferentes situaciones.

 

  • La entrevista personal: Esta entrevista, se suele hacer una vez que el candidato ha superado la dinámica grupal, por lo que entrevistador ya conoce información del candidato Normalmente, el seleccionador ya conoce parte de tu perfil gracias al paso anterior.

 

  • Entrevista informal: Aunque no suelen ser muy habituales cada vez se está recurriendo más a este tipo de entrevista. Éstas suelen desarrollarse en lugares  más informales como un restaurante, un parque. Por lo general, no se suele  hablar de entrevista en sí, sino de un encuentro o cita. Aquí lo que el entrevistador busca es ver el lado “humano” del candidato, es decir, como se comporta en ambientes cotidianos, fuera de una oficina. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de entrevistas ya que no deja de ser una entrevista y estamos siendo evaluados, por lo que debemos mantener una buena educación y  lenguaje adecuado al momento.

 

Esperamos que os haya resultado útil esta infomación y os ayude a la hora de enfrentaros a uno proceso de selección.